Terapia para Parejas

Sugerencias 9

Aunque no lo creas, no importa lo buena que sea una persona o lo mucho que te ame, ella te va a herir de vez en cuando y por tu propia felicidad, te enfrentarás a la difícil tarea de perdonarla…

Las relaciones de pareja, no son como el retrato de bodas que con ilusión colgamos en un cuadro y que a pesar de los años, no cambia. Por el contrario, las relaciones de pareja están sujetas a cambios constantes, ya sea porque las personas que formamos parte de una pareja, vivimos experiencias en solitario o juntos, que nos mueven y nos cambian de manera importante la manera de ver la vida. Puede tratarse de la llegada de los hijos, mudarse de ciudad, un cambio importante de empleo, o simplemente un cambio personal que alguno de los miembros de la pareja atraviese. Muchas veces nuestra pareja no está lista para asimilar nuestros cambios y la pareja entra en crisis y considera la posibilidad de un divorcio o una separación.  Aunque el divorcio es siempre una posibilidad y en algunos casos puede resultar liberador y traer beneficios, no es la única posibilidad ni la más sencilla. Antes de tomar esta decisión de separarse existen muchas alternativas para explorar y ejercer, con la finalidad de poder adaptarse a la nueva persona que eres o que es tu pareja y ver si aún con estos cambios pueden seguir caminando juntos la vida que una vez empezaron.

En Equilibria sabemos que los cambios de la vida son inevitables y que la pareja en diferentes momentos de su vida, habrá de enfrentarse  a situaciones y momentos que requieran ayuda, de tal manera que se puedan hacer algunos nuevos ajustes y adaptaciones a las personas que ahora son. Pero el equilibrio no es posible sin movimiento. Se trata de llegar a hacer acuerdos que le permitan a la pareja volver a encontrar  armonía en la relación.  Si amas a tu pareja no sólo porque tienes la voluntad de amarle, sino que le amas porque simplemente le amas, quizá aún haya mucho por salvar.

¡En Equilibria estamos para ayudarte!